CUERNAVACAZO CALIENTE


EL CALOR Y LOS CUERPOS DESNUDOS ME VUELVEN LOCO Y MI EXITACION ES RIQUISIMA, CHECA COMO ME FUE CON LA ESPOSA DE UN AMIGO…Un sábado por la mañana llegue a Cuernavaca con un amigo hicimos algunas compras y llegamos a la casa del fraccionamiento, ya estaban allí otro amigo y su esposa Verónica que esta bastante buena. Estuvimos un rato tomando el sol, yo traía puesto mi traje de baño y ella se lucía con una bermudas cortas y una ombligera, yo la miraba sin que su marido se diera cuenta y ella hacia lo mismo, es resumen nos gustábamos desde antes.rnrn Después de comer y al caer la tarde subí a bañarme, de pronto tocaron a la puerta para avisarme que se iban a realizar las compras para el siguiente día, me quede bañando y al no escuchar ningún sonido salí del baño sin ponerme la ropa y me dirigí a la piscina para darme un chapuzón completamente encuerado.rnrn Al bajar por las escaleras me tope con Verónica de frente, por lo que mi primera reacción fue taparme las pelotas y regresar al baño, pero ella me dijo que esperara, que no había nadie más en la casa, me sentía incómodo en esa situación pero se me empezó a parar la verga contra mi voluntad.rnrn Verónica me acarició el palo y las pelotas, se puso de rodillas y comenzó a mamármela muy rico, yo la tome del cabello y la empujaba hacia mi, al mismo tiempo que chupaba masajeaba mis pelotas. Después se levantó y de la verga me llevó a la alberca. Me recosté sobre el pasto y ella comenzó a desvestirse, al quitarse la playera quedo en un brassiere blanco que con dificultad lograba sostener un par de prietas chichotas de enormes dimensiones. Después se despojo de la bermuda y bajo ella se encontraba un tanga blanca que permitía ver la mancha negra de vellos panocheros, también se la quitó y quedo desnuda.rnrn La visión era preciosa ya que movía su cuerpo sensualmente, se acariciaba los senos y se metía el dedo en el bollo, mi verga no podía estar más dura, me levante y comencé a fajarla mientras ella estrujaba mi falo, nos metimos al agua para poder realizar algunas pericias eróticas. Ya dentro de la alberca la tome por las nalgas y la levante para poder penetrarla profundamente, ella gemía mientras nos movíamos lentamente, después la puse de espaldas y viole su ano con mi verga, en ese momento llegó Mayra a la casa.rnrn Era apenas la primera vez que la veía y la verdad no quise invitarla a la alberca, pero al insistir Verónica ella acepto. De primera vista me pareció una chica fea con unos pantalones amplios y una camisa holgada, entonces frente a nosotros comenzó a desnudarse: primero se quito la camisa despacio apareciendo un brassiere rosado a medio pezón que parecía estar a punto de reventar debido a la magnitud de sus tetas, lo desabrocho de la espalda y sus chiches salieron, Verónica me dijo: son enormes!. Se desabrocho el pantalón dejándolo caer poco a poco, traía una tanga negra y al quitársela pudimos verle el bollo peludo y rojizo. Por último pude observar sus grandes nalgas !por dios¡ -le dije a Verónica- , esta cabrona esta superbuena.rnrn Poco a poco se fue acercando a la alberca para entrar y cuando se sentó en la orilla me acerque para mamarle la panocha , le metí la lengua hasta adentro mientras Verónica le daba lengua a mi palo. Salimos de la alberca y en el pasto hicimos una cadena en la que Mayra le chupaba la panocha a Verónica mientras yo la penetraba con todas mis fuerzas, mi enorme verga entraba una y otra vez hasta que me vine, la tome por la cintura y la apreté contra mi verga, hasta sentí como explotaba dentro de ella.rn

Relatos Similares:

  • No hay relatos similares

1 comentario en “CUERNAVACAZO CALIENTE”

Deja un comentario