Mi despertar sexual II

A partir de mis doce años fui el faje oficial de la colonia donde vivo junto con otra vecina que era igual de puta que yo pero que comenzó más grande pues su primera experiencia fue a los 11 años y la mía, esa experiencia que despertó en mi la calentura y a la puta dentro de mí fue a los 7. Ella nunca supo mi experiencia ni yo la de ella solo sabíamos a que edad comenzó todo. Cabe aclarar que nunca nos tocamos ella y yo y hasta la fecha yo no he tenido experiencias lesbicas (las cuales no descarto). Ahora les cuento como fue que supimos de nuestro gusto por el sexo y como pase parte de mi adolescencia entre fajes, mamadas, masturbación, exhibicionismo y cogidas.

En una ocasión en casa de un amigo donde estábamos las dos junto con unos 15 chavos de la colonia algunos de nuestra edad y otros mayores y con los cuales ya habíamos tenido un faje o a alguno ya se la habíamos jalado o mamado comenzaron a jugar cartas y nosotras veíamos unas revistas XXX sentadas en un sillón, entonces el mayor de los chicos que estaba ahí Lalo al cual yo ya se la habia mamado varias veces dijo:

-Vamos a jugar botella de prenda y luego con castigos.

Todos dijimos que si, para mi sorpresa Titis (como llamare a mi vecina) se unió a la moción. Comenzamos a jugar y poco a poco terminamos todos semidesnudos. En eso otro de los muchachos ya mayorcitos Héctor lo jalo a la cocina y no supimos que le dijo pero cuando salieron de la cocina cambio todo el plan.

-Ya estuvo de calentarnos a lo menso. Vamos a jalárnosla y a bañarlas de leche. Todos se sacaron la verga y comenzaron a jalárselas, yo me hinque y comencé a chupar una y luego otra y mi vecinita con tal de no quedarse atrás hizo lo mismo. Después Lalo me jalo para que me pusiera junto a Titis y comenzó a bañarnos de leche a lo que los demás comenzaron a venirse uno por uno y nosotras ahí embarrándonos en cara, tetas y boca su leche calientita. Después de darnos un baño Lalo dijo que sus papas no iban a llegar ese día y que si podíamos fuéramos en la nochecita antes de la cena para coger, pero yo le dije:

-Lalo, tu sabes que yo solo fajes todavía no cojo. â??Claro que era mentira pero a pesar de todo me las daba de virgen para que me buscaran mas y se murieran de ganas de ser mi primera verga.

Yo no fui en la noche pero supe que Titis si fue y que se la cogieron todos. Aun así yo seguía fajando con cuanto chico me lo pedía, incluso en el metro me dejaba manosear cuando iba lleno. En la secundaria estaba en el grupo musical de la escuela y con todos los chicos me fajaba durante los ensayos, incluso con el profe de música. En tercero de secu pase matemáticas porque dejaba que el maestro me metiera mano de vez en cuando y me sobara las nalguitas. Así transcurrieron unos años entonces cumplí 15, tenia novio aunque seguía fajándome con todos. Exactamente dos semanas después de mis 15 mi novio me â??desvirginoâ?, claro eso creyó siempre el pobrecito. A partir de ese momento cambiaron las cosas. Lalo llamo y me dijo un día que sus papas se habían ido a Cuernavaca que si podía ir porque tenia ganas de una mamada. Y yo tome mi bicicleta y me salí diciendo a mis papas que iría a casa de Claudia, lo que mis papas no sabían era que Claudia ya no vivía en la colonia. Llegue a casa de Lalo.

-Lalo te tengo una sorpresa. â??Le dije dándole un beso en la boca.

Nos metimos a su recamara y se saco la verga para que se la mamara, entonces yo comencé a moverme como si bailara y a desvestirme toda, ya desnuda lo empuje sobre la cama y se la comencé a mamar, me la metía toda y le sonreía con picardía.
En eso me levante y me acosté boca arriba y le dije:

-Ya me cogió mi novio ahora si ya puedes cogerme porque ya no soy virgen ahora si soy una puta.

Ni tardo ni perezoso se acomodo y me dejo ir la verga de un solo empuje, me lo hizo de una forma muy fuerte pero deliciosa. Antes de venirse me pregunto si se venia dentro o en mi boca y le dije que en mi boca porque no quería embarazarme. Y la saco se acomodo y me dio su lechita que fue mucha y muy caliente. Después me dio una mamada muy rica, cuando termine se levanto me vestí, se vistió y me acompaño a la puerta dandome una cajita de ovulos espermaticidas y explicandome como usarlos así como dos condones.

A los pocos días mis papas salieron al teatro y mi hermano y yo nos quedamos solos, el se encerró en su recamara a ver tele y yo me salí a platicar con el chico de la caseta de vigilancia que bueno era un señor yo tenia 15 y él andaba en unos 35 o más. Era un tipo algo, guerito, de ojos claros y muy guapo que me encantaba. Me salí con una minifalda y una blusa de botones pero sin bra. A mis 15 años ya era copa C de bra y las tenia muy antojables. Yo estaba decidida a estar con ese hombre tan guapo que veía todos los días. Llegue a la caseta y me asome por la ventana.

-¿Qué haces aquí tan noche y con tan poca ropa niña? â??Me pregunto Marco saliendo de la caseta.

-Estoy aburrida y quiero platicar un rato. ¿Podemos? â??Pregunte pasando la mano sobre una de mis tetas para que notara que no tenia bra.

Me abrió la puerta y nos metimos a platicar sentados sobre la cama que tenían ahí dentro. Estábamos platicando cuando entro el otro vigilante que tenia mas o menos la misma edad que Marco y también era bien parecido pero moreno.

-¿Qué hacen? ¿Sabes el problema en que nos metes si tus papas te encuentran aquí? â??Dijo muy molesto y abriendo la puerta para que me saliera. Yo enojada le dije adiós a Marco con la mano y me metí a mi casa. Estaba enojada y molesta por lo que habia pasado. Después sonó el timbre y salí a ver quien era. Era Carlos el otro vigilante quien me dijo:

-No te enojes, mejor mañana que nosotros descansamos y están los chamacos nuevos vamos a tomar un refresco a mi casa los tres.

Asentí entusiasmada y me acerque mientras Marco también se acercaba a la reja de mi casa. Ya estando muy cerca Marco metió la mano y me sobo una teta y dijo:

-Ya sabemos que quieres. Te hemos visto como te metes a las casas de tus amigos sola con dos o tres y sabemos que hacen. Es mas te vi cuando se la jalabas a Luis en el parque hace unos días.

-¿No le dirás nada a mis papas verdad? â??Pregunte un poco asustada pero consiente de que me diría que no sin antes pedir algo.

-Claro que no le diremos nada a tus papas, pero en nuestros días libres tu te iras de pinta. ¿Verdad? â??Dijo acariciando otra vez mi teta y sonriéndole a Carlos que estaba sonriendo también. Asentí con la cabeza y me metí.

Al otro día me levante temprano y me prepare para irme ala escuela y dije que llegaría tarde porque dizque teníamos practica de voleibol, pero en realidad nunca llegue a la prepa pues me fui directo a la parada del camión donde quedamos de vernos Marco y yo para ir a casa de Carlos. Llegamos a casa de Carlos y yo ya estaba mojada con ganas de coger con los dos. Carlos nos abrió la puerta y nos dirigimos a la sala. Luego prendió la TV y se sentó a mi lado dejándome en medio de los dos. Comenzaron a meterme las manos por la blusa y la falda y yo sobaba sus vergas sobre el pantalón. Marco me besaba mientras Carlos me mamaba las tetas, yo creí que lo haríamos como en las revistas que habia visto, mientras uno me cogía yo se la mamaba al otro e incluso que sentiría una doble penetración y el solo pensar en eso me hacia mojarme mas y mas. En eso Carlos me saco la pantaleta y comenzó a mamarme la panochita y Marco se levanto y se la saco para que se la mamara. Así estuvimos un largo rato.

-¿Carlos tu o yo primero? â??Pregunto Marco.

-Tu primero amigo ella te busco a ti primero. â??Contesto Carlos haciéndose a un lado y dejándole el espacio a Marco que con habilidad se desnudo completamente y me desnudo. Vi como Carlos se sentó a contemplar el panorama. Marco comenzó a meterme la verga que era de buen tamaño y no muy gorda. Yo pedía mas y me movía como loca. Y cuando voltee para decirle a Carlos que se acercara para que se la mamara vi su verga, casi me muero del susto, era enorme gordísima y el se la jalaba suavemente para mantener una erección total.

-Voltéate que quiero tu culito y ahí me voy a venir. â??Me dijo Marco ayudándome a ponerme en 4.

Yo invite a Carlos a acercarse con la mirada y él me dijo que no con la cabeza.

-No niña si te cogemos los dos juntos te partimos, estamos muy vergones para ti. â??Me dijo sin moverse de su lugar.

En eso Marco me dejo ir la verga de un solo empujón en el culo y me queje un poco pero él siguió metiendo y sacando duro y rápido. Yo me sentía una puta feliz, me estaba cogiendo un hombre mientras otro nos veía. Eso me ponía mas caliente cada vez. Marco termino muy pronto cosa que me dejo un poco molesta porque yo no pude llegar al orgasmo. Se levanto y se sentó en un sillón. Entonces Carlos vino hasta donde estaba yo y me dijo:

-¿Te falto verdad?, ¿Quieres que te haga venir rico niña?

Asentí con la cabeza pues estaba un tanto frustrada y muy caliente para hablar. Carlos se hinco frente a mí y me puso en 4, yo pensé que me iba a destrozar mi culo con su verga pero no la metió por ahí. Puso la punta gorda de su enorme verga en mi panocha y comenzó a empujar despacio, costo mucho trabajo que mi panocha cediera a sus empujones pero por fin logro meterla casi toda, y de pronto comenzó a embestir con fuerza y rapidez. Yo le pedía mas y le decía que me cogiera con fuerza, él me dio una nalgadita y yo le decía que si y me movía hacia atrás. Después de que me hizo venir unas dos veces la saco y me puso la verga en la cara, comenzó a venirse y yo a tragar lo mas que podía de su leche sin lograr beberla toda pues era demasiada. En eso Marco se acerco con la verga bien parada.

-Ahora tomate mi leche niña putita. â??Me dijo dejando salir un chorro de leche en mi boca.

Me ayudaron a levantarme y me metí a bañar para que no quedara rastro de leche en mi cuerpo. Cuando salí Carlos me dijo que eso lo teníamos que repetir por lo menos una vez al mes y yo asentí.

-Pero la próxima vez me dejas mamartela mientras Marco me coge mi culito. â??Dije tomando mi mochila y mis cosas para regresar a mi casa. Donde nadie sospechaba que yo era una puta. Aunque tengo mis dudas sobre mi hermano. Puesto que con él cuando yo tenia 14 y el 11 una vez junto con dos amigos de el, bueno un amigo de el y uno mío estuvimos viendo revistas XXX y los rete a masturbarse delante de mí a los tres. Cosa que hicieron, y después como cuando éramos mas chicos, nos pusimos a jugar a los caníbales pero esta vez no me tocaban solo como si me quitaran pedazos para comerme si no que me â??mordíanâ? el pedazo, asegurándome yo de que me chuparan las tetas y la panocha ya peludita que tenia. Con Marco y Carlos solo lo hice dos ocasiones mas, por separado y en la caseta. Pero después cambiaron de compañía de vigilancia y nunca los volví a ver. En la prepa pase química gracias a las mamadas que le daba al maestro y pase lógica gracias a las cogidas que me daba el hijo del profe. En la prepa también tenia un faje para cada día de la semana y un chico que era también casi vecino mío en ocasiones los sábados nos veíamos en su casa para coger. A y mi novio que por cierto era ayaculador precoz.

A todo esto seguía masturbándome casi a diario. Y casi siempre frente al espejo. Y ahí fue cuando comencé a exhibirme. En una ocasión estaban construyendo una casa en la parte posterior a la mía y habia muchos albañiles. La ventana de mi habitación da precisamente hacia ese lado. Un día saliendo de bañarme deje las cortinas obscuras abiertas y solo estaban las transparentes cerradas y comencé a vestirme ahí sin tapujos cerca de la ventana dejando que los muchachos me vieran las tetas. A partir de ahí me cambiaba con las cortinas abiertas siempre junto a la ventana para dejar que los albañiles se entusiasmaran con mis tetas. Pero no era suficiente para mí, así que un día que estaba sola en casa me puse una falda corta sin calzones y una blusita de tirantes sin bra y me puse a ver la televisión en la sala, con las cortinas de par en par y recostada en el sillón que podía verse bien desde donde estaban los albañiles. Abría mis piernas y me sobaba las tetas para que me vieran. Después de jugar con sus mentes un ratito me levante la falda y comencé a masturbarme suavemente y saque una teta para que me la vieran después uno de ellos me pidió a señas que me saliera al jardín a masturbarme sobre el pasto y eso hice. Ya recostada sobre un tapetito que teníamos para asolearnos me comencé a masturbar metiendome los dedos y jugando con mis tetas y ofreciéndoles mi panochita caliente, claro que ninguno se atrevió a brincar a mi jardín pero casi todos se la estaban jalando cuando me vine uno que otro también termino.

Después tuve que dejar a todos mis amantes pues nos fuimos a vivir un tiempo a los estados unidos ya que mi hermano obtuvo beca para estudiar allá. Pero aquí no termina la historia, porque también allá hay hombres. Hasta el próximo relato.

Author: lilianasexy

4 thoughts on “Mi despertar sexual II

  1. Sos yo en mujer,te juro que me pasa lo mismo, pero sólo que casi sin actividad sexual con otra mujer. Desde los 5 que comencé a tener deseos y hoy estoy tratando de dejar el exhibicionismo….

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.