en la oficina

NeoPene

Todo empezo como casi siempreTodo empezo como casi siempre, chiste de aqui, chiste de alla, hasta que un dia le roce la pierna y ella sin poder controlarlo se estremecio, obviamente intente nuevamente y otra vez la misma respuesta, asi jugando jugando, un dia nos toco ir al trabajo para poner al dia la tarea. Como todos los dias de trabajo pero esta vez solo estaban los de limpieza, encendimos el computadora central, y dejamos corriendo los programas, era solo esperar que terminara el proceso como para dejar corriendo otro, en eso al haber visto la respuesta del otro dia, volvi al ataque, y ella con un timido, no no no podemos, me alento mas a seguir avanzando un poco mas y le acaricie la rodilla, puso su mano sobre la mia pero sin apartarla de su rodilla me dijo, estan los de la limpieza. Yo ya tenia una ereccion que no me importaba nada, pero como caballero espere. Los tipos estos parecian hacer mas larga la limpieza, entonces para tranquilizarme comence a trabajar lo mas rapido posible, eso me ayudo a pensar un poco en otra cosa. Al fin se fueron saludandonos yo no podia ni levantarme del escritorio.
Quedamos solos… me puse al lado de ella y comence a tocarle el brazo con las puntas de los dedos, subia y bajaba y ella cada vez se ponia mas caliente, la levante de la silla y la puse frente a mi, nos dimos un beso de esos que el mundo parece detenerse, ella me agarro de la sintura para sentir mas mi miembro en su vagina, y ya los besos se volvieron mas freneticos, nos habiamos olvidado del mundo, va me habia olvidado, cuando ella me dijo, – para, si viene alguien? – la levante de las nalgas y la lleve a un cuarto que estaba mas distante, la sente en un escritorio y seguimos destrozandonos la boca, yo ya no aguantaba mas y le abri la bluza le empece a lamer los pecho, primero despacio y luego con la lengua los apretaba con delicadeza sobre los dientes, ya ninguno de los dos daba mas, le subi las faldas y bajandole la bombacha comence a frotarle su clitoris, y comenzo a tener orgasmos repetidos, me verga que explotaba, la saque del pantalon y la empale, para que pudiera gozar como lo estaba haciendo yo, se la meti mis 15 cm hasta el fondo empezo a gemir y le tube que tapar la boca para que no gritara, en eso no aguante mas y la llene de leche. Quedamos los dos exaustos las piernas nos temblaban. nos arreglamos la ropa, seguimos con el trabajo sin saber que hacer.
Luego nos encontramos otras veces pero ya fuera del trabajo, pero como diria Conan El Barbaro… pero esa, esa es otra historia.

NeoPene

Relatos Similares:

  • No hay relatos similares
NeoPene

Deja un comentario