Con tres hombre a la vez

Contacta Mujeres Cachondas Buscan Sexo en Tu Ciudad

Esta es mi experiencia de sexo con tres hombres al mismo tiempo.
Algo inesperado en mi vida y que nunca se ha vuelto a repetir.Hola Amigos:
Les cuento que un día, sin pensarlo siquiera, tuve la experiencia más electrizante de mi vida. Solía acostarme con mi vecino de cuando en cuando, nada del otro mundo.

Un día me dijo que quería estar conmigo todo el día sin problemas de tiempo por lo que quedamos para irnos desde la mañana a Cuernavaca.

Nos fuimos a las 9am llegamos como a las 10:30. Al llegar, para mi sorpresa, estaban 2 de sus amigos, a quienes yo conocía muy bien.

Me dijo: no te preocupes, no pasa nada. La vamos a pasar muuuy bien…

Nos cambiamos de ropa, nos pusimos traje de baño y nos dispusimos a tomar el sol. Ellos prepararon bebidas y botana, yo estaba afuera en el jardín algo nerviosa.

Estaba la alberca, a la que me metí para relajarme un poco. Ellos me alcanzaron a los pocos minutos. Nadamos y comenzamos a juguetear. De repente sentía manos que me pasaban por la cintura, otra por un costado de las caderas, me hacían cosquillas y mi vecino me abrazó y me besó de manera muy cachonda. Su lengua entraba y salía de mi boca y yo me calenté por los besos. Sentí su mano entre mis piernas, pero sentí más manos en mi trasero. Me acariciaban todos y me puse un poco nerviosa y al darse cuenta me invitaron a salir de la alberca.

Me recosté sobre una toalla y me puse bronceador. Los amigos se ofrecieron a ayudarme, aunque nerviosa lo acepté. Me pusieron bronceador hasta en las plantas de los pies con una suavidad y con un masaje a 6 manos delicioso. Sin querer y sorpresivamente me sentí mojada y mi vagina estaba pulsando. Mi querido vecino, muy travieso metió la mano en los labios de mi vagina y descubrió que estaba escurriendo. Se quedó viéndome a los ojos mientras me quitaba el top del traje e intenté detenerlo. Me pidió que me relajara, que las cosas se darían de manera amable si yo cooperaba. Entré en estado de shock pues bajita la mano me amenazó. Me tranquilicé… por fuera, por dentro estaba muuuy nerviosa y muy mojada.

Me recostaron y el masaje suave siguió, mis senos estaban inflamados, mis pezones endurecidos, el sol quemaba. Entre tanto masaje la otra parte de mi traje de baño salía poco a poco, empapado de la entrepierna, las manos iban y venían, de repente los tres tocaron mi vagina, sentí muchas manos y muchos dedos pasar suavemente, y me manoseaban, ya no era masaje, sus trajes se veían abultados, se los quitaron para estar cómodos. Los penes de los tres estaban como espadas, duros, se empezaron a frotar conmigo, me besaban, me lamían. El sol estaba muy fuerte así que me cargaron y me llevaron hacia la sala en donde tenían preparada una mesa de exploración. Uno de ellos es ginecólogo. Me colocaron de tal forma que yo estaba super cómoda, abrieron mis piernas y me masajearon otro rato.

Me pusieron en posición para explorar la vagina, y uno me comenzó a lamer el clítoris, no lo podía creer, yo gemía profundamente y los otros se pusieron a los lados y pusieron su penen en cada una de mis manos, los tuve que masturbar mientras me lamía el otro, y mis senos eran masajeados constantemente y mi vientre.

El que lamía mi clítoris se paró y me penetró muy despacio, poco a poco, yo estaba super mojada, y me penetró una y otra vez por largo rato, despacio. Luego siguieron los otros, cada uno bombeaba despacio, unos minutos y se salía para darle entrada al otro. Luego cuando me vieron que estaba yo a mil por hora, uno me metía el pene y salía, el que seguía hacía lo mismo, así lo hicieron durante varios minutos, entraban y salían, yo me volvía loca de todas las sensaciones y de lo caliente que estaba.

Finalmente, alguien se estacionó y el bombeo se tornó rítmico, luego frenético, a los otros dos los tuve que masturbar con las manos, y de cuando en cuando con la boca. Los 4 terminamos, casi al mismo tiempo, fue un concierto de gemidos orgásmicos, me besaron todos, yo me había tranquilizado, y no sabía que decirle a este vecino que aunque forzada, me llevó a la experiencia de mi vida.

Nos dimos todos un baño y nos fuimos desnudos al jardín, donde continuamos el manoseo y donde se llevó a cabo otra sesión de sexo, pero ya sin la sorpresa, fue igual de placentero y tuvimos sexo toda la tarde, los que ya no podían venirse, me manoseaban, o me lamían, pero fue una tarde extrema y que no olvido.

Les mando besos húmedos.

Relatos Similares:

  • No hay relatos similares

10 thoughts on “Con tres hombre a la vez

  1. Excitante historia, ha de ser maravilloso para una mujer gosar con tres hombres al mismo tiempo.
    Una pregunta, no experimentaste una doble penetracion mientras al tiempo que mamabas una rica verga?

Deja un comentario