Nunca pensé que cometer un error fuera tan fantástico…Esto de encontrar a mi alma gemela es difícil, así que, decidí ser menos rígida conmigo misma y darme la oportunidad de conocer gente; así que les hce caso a unas amigas que habían logrado unas citas bastante buenas en un sitio de esos para buscar pareja…rnMe inscribieron, y pasaron varios días sin obtener, una respuesta que mereciera la pena…hasta ese viernes en que recibí la llamada de Jorge.rnDe inmediato al escuchar su hermosa voz, sentí que era alguien que podría agradarme me comentó, como era obvio, que me había localizado a través del sito de citas y que le gustaría salir conmigo para irnos conociendo. rnNos vimos en la tarde de ese día, en un café, al llegar su sonrisa me cautivó, yo supe quien era, porque llevaba la ropa que, previamente me había descrito y una gorra con un bordado , él me miraba un poco raro, como con cierta sorpresa. Dijo que en persona lucía mucho mejor que en la foto que le habían enviado, y noté que mis pechos lo tenían inquieto, ya lucían hermosos en el escote.rnMe tomo de la mano, y fuimos a tomar el café, nos sentamos juntos y me abrazó, me dijo que nunca le había pasado algo similar pero que se sentía muy emocionado, yo estaba igual. Me había encantado con su sonrisa, y su mirada, además que no era un tipo de eso musculosos, del tipo atlético, sino que era un tipo de esatura promedio, algo llenito muy apapachable, velludo como osito…y ese vello que asomaba por su camisa me estaba poniendo mojada, además del fresco aroma de colonia que traía.rnNo recuerdo muy bien de lo que hablamos, pero si recuerdo sus hermoso trasero bien rellenito, el cual sentía que quería morder…rnCreo que él empezó a notar mi inquietud, porque me dijo, que si no habría problema si nos íbamos, quería que fuéramos aun sitio donde pudiéramos estar más a gusto.rnCuando salimos, me pegó a su cuerpo, rozaba mi trasero, me dijo: -Estás hermosa, quiero dmostrarte cuánto me gustas, pero no quisiera cometer el error de precipitarme, sé que apenas nos estamos conociendo…rn Yo sé que estoy llenita, y que soy bonita de formas rellenas con un trasero hermoso y bien formado, tengo los senos medianos como naranjas, pero la «pancita» no me ayudaba mucho en ese momento.rnMe le quedé mirando, y le dije:rn-No estoy segura si será un error que te precipites, lo que sí sería un error es no aprovechar lo que está sucediéndonos ahora.rn-¿También estás excitada?- dijo mientras mi mirada se posaba en su bulto que pedía a gritos ser liberado…-Averígualo-le respondí.rnNo sé ni como salimos de ahí, ni cómo llegamos al hotel. Me sentía tan excitada que sólo recuerdo como nos desnudamos rápidamente al llegaral cuarto, él me besaba con pasión, con mucho deseo, yo sentía la dureza de su miembro contra mi mojada entrada, su boca recorria mi cuello, lo besaba y mordisqueba dulcemete, lamió mis orejas, y me susurró como me iba a hacer el amor… yo frotaba mis pechos en su torso, y acriciaba esas nalgas velludas y firmes, lo jalaba hacia mi; él me hacía sufrir sobando la cabeza inchada de su pene, ancho y rígido en mi citoris y en mi vulva, metía un poco de la cabecita y la sacaba, así me dio m primer orgasmo, luego alzó mis piernas y me penetró muy profundamente, me sentía muy llena, nuestros líquidos se derramban, yo estaba extaciada; nunca creí que podía recibir tanto placer, él sólo me decía: -Así, así amor, apriétame más, aprietas muy rico, yo me mová frenética contra él, sentí que me venía una y otra vez, y creó quél también lo sintió, por que se deslizó muy dentro de mi y empezó a bombear más fuerte y rápido hasta que sentí un líquido caliente deslizarse en mi interior…rnNos quedamos abrazados, sudorosos, y besándonos un buen rato…este es el primer encuentro . rnYa te iré platicando más, sólo dime, ¿qué te parece el error? rnrnrnrn