Platica por chat. Parte 1.

Hola, sigo demasiado caliente por lo que pasó, entre a una pagina de chat y después de un buen tiempo encontre con quien platicar, resulto bastante interesante. Stranger: hola You: Hola You: Quieres que por esta noche sea tu esclavo? Stranger: me gustaría You: Prometo ser tu esclavo, puedes hacerme lo que quieras Stranger: Me alegra oír eso corazón 🙂 Stranger: te gustaría un … Leer más

Relato por J.G.

Relato enviado por J. G. el 11 de Agosto del 2000 a www.SexoServicio.com

Son las diez de la mañana de un sábado. Mis padres no están en casa y tengo sobre mi cabeza el “abanderado” de Daniel, recordando ese tipo de cosas que los moralistas definen como pecado antinatura.

La prospección aventurada de la estrecha vía, despierta en el sodomita las sensaciones justas para que su deseo se vea suficientemente colmado por las gracias placenteras que sólo un estrecho orificio como el mío es capaz de dar.

Y para ello, nada como mi talante fetichista, para lograr en su extremo esos impulsos, esas minidescargas eléctricas que hacen de una polla extraña el huésped más habitual.

Leer más

Fantasia y Realidad

Relato enviado originalmente por Isaias Reyes el 20 de Septiembre del 2000 a www.SexoServicio.com

Era como un día cualquiera, que me encontraba en el chat, así fue como la

conocí , una chica muy abierta y vaya que si lo era, empezamos como todos a

conocernos, a saber cual eran nuestros gustos y aficiones, reíamos hasta que

después de dos horas empezamos a hablar más íntimamente hasta que se

fueron subiendo los humos, entonces ella me dijo que le agradaba, le

declaré mi amor y sin más nos hicimos novios, estábamos tan calientes que

empezamos a tener cibersexo, sin más le explicaba como se lo haría y ella me

contestaba y me pedía más, no se si era la calentura o nos facinó la forma

de expresar nuestras emociones tan atrevidas que terminamos humedos o

exitados, después nos comprometimos a hablarnos al instante por teléfono y

sin más preámbulo como se imaginaran tuvimos sexo HotLine vaya que

era agradable echar a volar nuestra imaginación, oir sus gemidos a través

de la bocina era muy especial, el temperamento que nos demostrábamos era muy

superior, y más oirla gritar y decirme que tenia un orgasmo y me pedía más y

más hasta que terminó prendida y a tal temperamento muy húmeda, el pasar de

las horas se nos hicieron cortas y como gentes decentes le dije que yo no

había terminado que me había quedado a medias, que no había eyaculado, fue

cuando oí decir de sus hermosos labios te tengo una sorpresa y vaya

sorpresota!! ,¿cual creen que era?, pues sí nos citamos para hacer realidad

todos nuestros deseos fantasiosos.

Y bien prepárense todos para leer el complemento, así que respiren profundo.

Leer más