Demostré a mi marido que era capaz de quitarme el tanga delante de otro hombre.

Tal vez no sea el hecho más guarro que hayáis leído. Tampoco es la sesión de sexo más caliente que he tenido. Pero puedo asegurar que,  semanas después de ocurridos estos hechos, me sigo excitando al recordarlo. Con mi marido he visitado en verano diferentes calas nudistas. También he salido del hotel en vacaciones con … Leer más

Tv de closet + Amigo borracho

Primero que nada quiero que sepan que esta historia es totalmente real. Les platico yo soy un chavo normal, me gustan las mujeres, sin embargo cuando tomo alcohol se me aflojan las nalgas por los hombres. Les voy a contar de mis primeras experiencias, paso en Guadalajara cuando mi amigo adan decepcionado por terminar con … Leer más

LUCHA LIBRE CON DELIA Y NOEM͍. Primera parte.

Pero Delia había previsto el gambito y rodando hacia un costado evitó la maniobra. Y apresó entre sus gruesos muslos la cabeza de su contrincante. La toma era poderosa y los esfuerzos de Noemí, con su cara roja como un tomate, no pudieron impedir que la otra le hundiera la cabeza hasta la altura de su concha, que comenzó a refregarle contra la cara, con movimientos frenéticos. En unos instantes, y en medio de la impotencia de Noemí, Delia se corrió entre gritos apagados. Todo había terminado en menos de cuatro minutos. Yo estaba anonadado, pero me encaminé al centro del ring para levantarle el brazo a Delia, todavía agitada por su orgasmo. Noemí yacía de espaldas, despatarrada contra la lona, su negra cabellera desparramada, y pude ver que la entrepierna de su bikini estaba completamente húmeda por sus secreciones lubricantes. Yo estaba agitado, sobrecogido por lo que acababa de suceder y totalmente empalmado. Me incliné sobre la morena para observar su cara, para ver si se encontraba bien, ya que la llave de muslos había sido bastante violenta. Tenía los ojos turbios, la cara enrojecida y la respiración temblorosa. Estaba en medio de un largo orgasmo. Unos minutos después se arrastró esforzadamente en cuatro patas hasta salir del ring para derrumbarse en el ring-side.

Leer más