En los baños de la facultad

Esto me sucedió mientras cursaba el ultimo año de la facultad, Cecilia la chica en cuestión era una mujer muy formal, siempre bien vestida y arreglada, con su pelo atado y sus pantalones de vestir haciendo juego con un top o una camisa.
La conocí en 2do año cuando fuimos compañeros por primera vez, en ese tiempo solo cruzábamos miradas que nos dejaban hipnotizados durante algunos minutos.
No puedo negar que siempre me gusto, sus rasgos faciales era muy delicados en especial sus mejillas y mirada profunda eran una delicia.
Con el paso de los años y las veces que cursamos juntos, no puedo llamarlo una amistad, pero al menos nos saludábamos cada mañana y hablábamos en los recreos.
Al comenzar el ultimo año muchas de sus actitudes hacia mi cambiaron se sentaba a mi lado en el aula, me preguntaba cuando no entendía algo o no había llegado a tomar nota e incluso nos quedábamos después de hora estudiando juntos.
Todo comenzó ese día en la biblioteca, la cual tiene una sala de lectura silenciosa y otra parlante, estábamos en la segunda preparando unos ejercicios que debíamos entregar en un par de días, ella dejo caer su lápiz (al menos eso creo yo), y al agacharse para levantarlo me acaricio la pierna, al principio creí que había sido un accidente pero luego me di cuenta que no, ya que llevo su mano a mi entrepierna acariciándome delicadamente.
La tome de la mano, mientras la miraba a los ojos, ella se puso algo colorada y me dijo “lo siento” con una sonrisita picara, le conteste “no, esta bien” e intente volver a los papeles que había sobre la mesa.
Intente leer pero no pude concentrarme ya que sentía su mirada fija clavada en mi, la mire y le dije “te sucede algo?”, ella contesto, ‘no, no….” hizo una pausa y agrego, “creo que me estoy enamorando…”.
Los dos nos quedamos callados por unos momentos, ya era en vano intentar seguir estudiando, y además era algo tarde, mire el reloj y le dije “creo que va a ser mejor que sigamos otro día…”, me dijo “esta bien….”, guardamos las cosas y luego salimos despacio.
La biblioteca esta en el subsuelo, así que debíamos subir o por las escaleras o por los ascensores, nos dirigimos al lado de los ascensores, aunque era tarde siempre hay algunas personas en los pisos de aulas, estos empiezan a partir del 2do piso y en el 1ro hay una sala de recepciones.
Tomo mi mano al salir, y me dijo mirándome “me esperas? debo ir al baño y luego nos vamos juntos” le dije que estaba bien, subimos al 1er piso del lado de la sala de recepción, en este piso aunque hay baños como en todos, no hay casi nunca personas, ni guardias de seguridad ni alumnos o profesores. Me dijo “voy al baño de este piso, porque es mas tranquilo”, le dije que estaba bien y seguimos caminando hasta la entrada.
Al llegar a esta, nos detuvimos, ella me miro a los ojos y me dijo ven casi arrastrándome de la mano, no me resistí, aunque la idea me parecía demasiado arriesgada.
Entramos al baño, los cuales son muy amplios, ella dejo los libros sobre una mesada y comenzó a besarme como nunca antes lo había echo, me dijo que le gustaba mucho y hace tiempo esperaba esto, nunca me lo hubiese imaginado de ella pero no me opuse a nada. La abrase fuerte mientras la besaba con ganas, ella se soltó el pelo, nunca lo había visto así pero le quedaba fantástico, siguió besándome esta vez mas abajo sobre el cuello,
mientras lo hacia baje mis manos hacia su cola y la apreté fuerte contra mi.
Comencé también a morderle todo el cuello, tenia puesto un perfume riquísimo con lo cual me tentaba mas y mas. Ella comenzó a subir las piernas frotándolas contra mi cuerpo, la alce teniéndola de la cola y ella rodeo mi cintura con sus piernas, nos seguíamos devorando el cuello a besos, mientras sus gemidos comenzaban a sonar en las paredes del baño, “aaahhh y mmmmmm” eran los únicos sonidos que ella podía pronunciar. La apoye contra la pared de mas atrás del baño, como para entrar hay que doblar una pared, era mas difícil que nos vean posibles visitantes.
Mientras me seguía besando, comencé a bajar mi boca por su pecho, note que el primer botón de su camisa se había desabrochado y dejaba ver parte de su corpiño rosa y obviamente sus pechos.
Luego de un frotarse varias veces contra mi cuerpo, aflojo sus piernas volviendo a apoyarlas en el suelo del lugar, llevo sus manos hasta la camisa y comenzó a desabrocharla, cada botón que salía dejaba ver mejor sus senos, lo cual me daba mas ganas de morderlos y chuparlos.
Coloque mis manos en su cintura y la apreté mientras subía sobre su cuerpo, el corpiño que llevaba era de esos que se abrochan desde adelante, bastaba solo aflojar esta traba para que sus pechos pudieran ser míos, entre besos y lengíŒetazos sobre el pecho conseguí aflojarle el sujetador, dejando libres sus senos, eran en verdad hermosos, aunque no muy grandes eran perfectos para su cuerpo, sus pezones estaban bastante duros por lo que supuse que estaba algo excitada.
Mi boca se calvo en sus pezones, comencé a apretarlos con los labios mientras mis manos los levantaban y jugaban con ellos, comencé por el derecho le pase toda la lengua en círculos y luego lo mordí despacito, Ceci gemía mas fuerte “mmmmmmmmm”, apretaba ambos pechos desde abajo y los juntaba, luego le toco el turno al izquierdo el cual deje expuesto con ayuda de mis manos, poniendo los dedos en forma circular al pezón de manera que sobresaliera, tome solo la puntita en mi boca y la mordí despacito con los labios, luego lo chupe succionando todo el pezón.
Entre sus gemidos que ya adornaban todo el baño, me dijo que vallamos dentro de los que tienen puertas, estábamos solo a algunos pasos, caminamos deprisa porque tampoco teníamos mucho tiempo, y era demasiado arriesgado.
Ella me puso contra la pared y comenzó a desabrocharme los jeans, lo bajo y luego con sus manos comenzó a acariciar sobre mi slip, “mmmmmmm” se arrodillo en el suelo, y saco mi pene fuera del pantalón, estaba muy excitado por lo tanto estaba bien parado,
se humedeció los labios y entre caricias lo coloco en su boca dándole en principio una gran y profunda lamida a la punta, luego lo introdujo mas adentro, el calor de su boca y su lengua jugando con el me llenaron de un placer único, comenzó a chaparlo hacia arriba y abajo mientras lo agarraba con fuerza, lo saco despacio y dijo “mmmmmm esta delicioso” y luego continuo chapándolo, su otra mano acariciaba mis testículos, mientras que su boca hacia un trabajo genial, la tome del cabello teniéndolo para que no se caiga sobre su cara, sus labios llenaban de besos mi pene mientras que su lengua no dejaba de lamerlo, comenzó a masturbarme moviendo su mano, y bajo la otra para tocarse la entrepierna, “ahhhhhh” gemía y me decía “quiero sentirte” dentro mío, “mmmmmmm” me estaba matando de placer, aunque tenia ganas de penetrarla sabia que era demasiado para un baño. Comenzó a mover su mano mas rápido sobre mi pene y a apretar con su boca mas fuerte, mientras no paraba de chuparla, tire de su cabello con mas fuerza de la que lo venia haciendo, “mmmmmmmm” gemí bastante fuerte y me vine dentro de su boca, ella al principio trago y luego no pudo por lo tanto saco mi pene de su boca y dejo que mi semen cayera por todo su rostro, algunas gotas quedaron cerca de la boca, con lo cual paso su lengua, luego tomo un trozo de papel y se termino de limpiar la cara.
Mientras yo terminaba de vestirme, se abrocho el sujetador y la camisa de nuevo, y me dijo “no me dejaras así!!!!”, la mire y le dije “claro que no”, era viernes por lo tanto le dije que nos veamos a la noche, ella acepto diciéndome que la pase a buscar, anoto en un trozo de papel su dirección.
Luego, salió primera del baño y me dijo “ven no hay nadie”, salimos de la facultad algo transpirados, aunque creo que nadie lo noto y esa noche continuamos la historia, aunque eso se los contare en la proxima…

Relatos Similares:

  • No hay relatos similares
NeoPene

Deja un comentario