Michelle

El Mephisto aparece discretamente al salir de una curva, como de improviso, en medio de estos estrechos y oscuros callejones cubiertos de piedra y adoquines. Es como si se quisiera que pasara desapercibido, apenas señalado por un breve anuncio de neón. Una antigua casa de dos pisos que esconde perfectamente su condición de sex-bar.

Leer másMichelle

La chica del aeropuerto

Aún me quedan poco más de una hora de espera antes de hacer mi trasbordo hacia ímsterdam y, aunque es de noche, aquí en Buenos Aires la temperatura es asfixiante. El calor me tiene como imbécil, desparramado sobre el asiento de la sala de espera, mirando, como por inercia, los aburridos rostros de los otros pasajeros que van a tomar el próximo avión conmigo, escuchando en el walkman a David Bowie, lo único que me tiene a salvo de morir ahogado, sumergido en medio de esta pegajosa atmósfera.

Leer másLa chica del aeropuerto

Gitanas

Las chicas gitanas poseen un aroma peculiar. Puedo oler su lujuria a kilómetros de distancia, incluso aún después que he terminado de bañarlas. Ellas son las preferidas de mi señor. En especial si se trata de alguna de cabello negro y tez pálida, una de los ejemplares más difíciles de conseguir. Al igual que las pelirrojas, de aquellas que no presentan ninguna peca sobre su rostro. Son todo un exótico bocado. Demás esta decir que son una presa fácil, sobre todo por las noches, que es cuando trabajo. Nadie va a echar de menos a estas dos, ninguno en el pueblo va a reclamar su desaparición. Son perfectas. Ojalá me las pudiera tirar yo también, pero me está prohibido.

Leer másGitanas

Sexo y texto

Existe la remota probalbilidad que mi presencia aqui tenga algún sentido. Por ahora no encuentro ninguno. Sin embargo, algo no cuadra. No sé. Como si hubiese ocurrido un error de continuidad. Como si de improviso me sintiera arrojado dentro de una escena que no reconozco. Todos los actores han sido cambiados y yo no aparezco ni en los créditos. Así me siento. No sé si me explico.

Leer másSexo y texto