Mi tío Héctor

Conocí a Héctor cuando yo tenía 15 años. En ese entonces él era novio de mi tía y nos frecuentaba varias veces a la semana. Desde la primera vez que lo vi me gustó, y cuando fuimos a un balneario hice todo lo posible para verlo desnudo, al grado de que con un pretexto inverosímil me metí al vestidor rentado por la familia cuando se había ido a cambiar el traje de baño. Vi su pene pequeño y gordo, como un caramelo. El de inmediato me sacó de ahí, pero ninguno lo comentamos a los demás.

Leer másMi tío Héctor